7 Personas que perdieron la vida el día de su boda

Para la mayoría de personas, el día de su boda es el más esperado y feliz de sus vidas, aún más para las mujeres, quienes, desde niñas, la mayoría sueña con casarse con un vestido blanco como sacado de un cuento de hadas, una gran fiesta y claro, vivir por el resto de sus vida con la persona que aman, pero imagina, como sería si la muerte hace acto de presencia, convirtiendo el día más feliz de tu vida en el más triste.

Número 7 Arturo Lodeiro.

Arturo Lodeiro fue fusilado el mismo día de su boda, de hecho, nunca llegó a ver a Julia Muñoz como su esposa, se casó en articulo mortis, el 27 de abril de 1940. Tras 10 meses encarcelado por estar afiliado a la CNT, Arturo contrajo matrimonio con la que había sido el amor de su vida, Julia. Ambos tenían una hija de 2 meses. Apenas unas horas después, a la edad de 35 años fue ejecutado, delito, no consta.

En su última carta, horas antes de ser fusilado, Arturo daba cuenta a Julia de su última voluntad y le decía: Al menos me queda la alegría de haber cumplido contigo como Dios manda, y cuando le hables a nuestra hija de mí, dile que su papá la quería mucho por ser hija tuya y por quererte como jamás quise. Tú Julia mía, procúrate una relativa y sana felicidad, no des a mi nena un padre que sea malo.

Número 6 Jessica Joana Mata Juárez.

Jessica Joana Mata Juárez, quien contaba con apenas 20 años de edad, ya tenía todo listo para casarse con su novio, un joven de la misma localidad, pero el destino decidió separarlos antes del matrimonio. Jessica y su novio, transitaban por un camino de terracería rumbo a su comunidad en una motocicleta, y de pronto una falla provocó que una llanta se zafara, y ambos cayeran al suelo, pero la joven se pegó en la cabeza y quedó inconsciente, mientras que su prometido, milagrosamente salió ileso.

El joven cargó su novia en brazos y caminó hasta una zona poblada donde pidió ayuda y la llevaron a una clínica, los médicos hicieron todo lo posible para salvarla, pero tenía derrame cerebral y fractura de cráneo por lo cual perdió la vida en uno de los días más tristes para su novio y su familia.

Número 5 Keyli Dobson

El mejor día de la vida de Keyli Dobson, no terminó nada bien. Luego de celebrar su boda con su amado Ryan Quinton, Keyli perdió la vida en un oscuro accidente automovilístico solo unas horas después de su boda. Después del banquete de bodas, Ryan y KEILY abordaron su auto y se dirigieron a pasar su primera noche como marido y mujer. Mientras Ryan conducía en una carretera cercana a Poul graund, Georgia, fueron sorprendidos por un perro que intentaba cruzar.

El recién casado intentó esquivar al animal y fue entonces que el vehículo salió del camino. Cayó a un barranco y aplastó a la novia. Herido de gravedad, Ryan corrió a la orilla de la carretera para pedir ayuda, pues su mujer estaba debajo del pesado automóvil. El primero en detenerse a auxiliarlo fue: Chris Tomas, quien contó: Su camiseta estaba rota y toda su cara manchada de sangre, me asusté mucho. No pudimos hacer nada por ella y perdió la vida.

Número 4 María Pantasopoulos.

Un traje de novia empapado, puede convertirse en una trampa mortal, María Pantasopoulos, perdió la vida durante la sesión de fotos para su boda. María Pantasopoulos de 30 años, aparentemente saltó al agua para cumplir con la tradición de arruinar el vestido. El fotógrafo: Luis Pagaquis asegura que saltó a salvarla, pero no pudo hacer nada para evitar que se hundiera. El relató: Llevaba el vestido puesto y me pidió que le tomara algunas fotos mientras nadaba, saltó y su vestido comenzó a hacerse más pesado.

Intenté salvarla, salté y grité, hicimos todo lo posible. El cuerpo de la novia fue recuperado varias horas después a 100 metros de donde cayó. Un buso privado que conoce bien el río se ofreció para ayudar a la búsqueda. El buso sacó el cuerpo todavía vestido con su traje de novia, voluminoso, el mismo que le quitó la vida.

Número 3 Fabio dos santos Maciel.

Un sargento de la marina de Brasil, perdió la vida en su propia fiesta de bodas al tropezar y herirse accidentalmente en la vena femoral con una copa de cristal que guardaba en el bolsillo. La secretaría municipal de salud de río de Janeiro, señaló que Fabio dos santos Maciel, Militar de 33 años, llegó sin vida al hospital. Los novios despedían a varios amigos cuando tuvo lugar en incidente.

Según relataron familiares a medios locales, ocurrió después de la boda, celebrada una noche de lunes, en un club de la playa de guanabara, en Brasil. Cuando el militar y su esposa Gueilswi Maraez despidieron a sus amigos que los acompañaban en el festejo, Fabio tropezó y cayó sobre la copa de cristal que guardaba en su bolsillo, como un recuerdo del brindis nupcial que los novios hicieron 6 horas antes, pero ese simple acto terminó quitándole la vida.

Número 2 Jorge Mendoza.

Hasta que la muerte los separe, puede besar a la novia, esta frase tenía que ser el resultado del primer beso de esposos, que una pareja de jóvenes se daría en el altar, sin embargo, fue el beso de despedida, pues Jorge Mendoza, pierde la vida en plena boda de un infarto al corazón, dejando a su amada en plena boda. Nadie comprendía lo sucedido. Un momento de alegría y felicidad se convirtió en una pesadilla que marcó la vida de Celeste Baltodano, hasta su fin.

Pedro Bismart Gonzales, abuelo de Celeste Baltodano, recordó y contó que todo marchaba bien, fueron meses de preparación para llevar a cabo el matrimonio de su nieta, y cuando el día se acercaba no había descanso para nadie de su familia, unos corrían en busca de flores, otros por bocadillos, los arreglos, el vestido etc, la novia nunca pudo superar la tristeza y perdió la vida de depresión a los 2 años de ese oscuro suceso.

Número 1 Nerisa fojas.

Era el día de su boda, pero acabó en una tragedia. Nerisaa Fojas, enfermera de 31 años, iba camino a su boda en una limosina, donde además viajaban entre otras, su madre y su hermana, cuando por motivos que se desconocen el vehículo se incendió cuando transitaba. Las 5 personas que perdieron la vida, entre ellas la novia y su madre quedaron envueltas en llamas y nada se pudo hacer por ellas.

El fuego fue tan intenso que tuvieron que identificarlas por las piezas dentales. 4 de las pasajeras y el chofer consiguieron escapar de la limosina e intentaron rescatar al resto de las ocupantes con la ayuda de otras 2 personas que se pararon para ayudar, pero sus intentos fueron en vano y así la novia y otras personas más perdieron la vida en la limosina de la muerte.

La muerte llega en el momento menos esperado, aunque este fea uno muy feliz, es paciente, tan paciente, que nos da una vida de ventaja antes de venir a cumplir su trabajo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *