La muñeca Annabelle fue robada o escapó del museo de los Warren

Annabelle es una de las muñecas poseídas más temibles de toda la historia, y hoy ha desaparecido de la vitrina del museo de los Warren que muchos aseguran contenía la maldad y actividad paranormal de esta muñeca.

Las especulaciones han comenzado alrededor del mundo y de internet. Muchos se cuestionan si la muñeca Annabelle fue robada del museo de los Warren o si en realidad escapó de esa vitrina que contenía su maldad.

La muñeca fue fabricada por una empresa, una juguetera infantil que comercializaba los productos de Raggedy Ann, siendo esta una de las unidades.

La marca Raggedy Ann fue creada en 1915 por Johnny Gruelle y se dio a conocer tras una saga literaria infantil a partir de 1918. El éxito fue tal que Fleischer Studios produjo una serie animada. A lo largo de los años, el producto fue un éxito de ventas hasta los años 1970.

Según las afirmaciones del matrimonio Warren, en 1970 una mujer le regaló a su hija Donna, estudiante de enfermería y que compartía habitación con otra joven, Angie, una muñeca de la marca Raggedy Ann. Contenta con el regalo, lo primero que Donna hace es dejar a la muñeca sobre su cama como adorno.

Sin embargo, a los pocos días empiezan a suceder extraños fenómenos: la muñeca parece moverse sola, ya que cuando las dos regresan al apartamento, se la encuentran en diferentes posturas, aparte de hallar mensajes aparentemente sin sentido como Help us (“Ayúdanos”), You miss me? (“¿Me echas de menos?”) o Save Lou (“Salva a Lou”), como casualmente se llamaba el novio de Donna.

Aunque en un principio sospechaban que era una broma de algún estudiante que se escondía en su habitación para asustarlas, deciden ignorar los sucesos hasta que estos van en aumento, por lo que acaban pidiendo los servicios de una médium que les informa que dentro de la muñeca está alojado el espíritu de una niña llamada Annabelle Higgins, la cual les pide que la acepten como una más.

Este hecho llama la atención de Lou, el cual al ver cómo Donna y Angie la tratan como si fuera humana, mira con desdén la escena a la que califica de “surrealista”. Al poco tiempo este tiene una pesadilla en la que alguien pretende estrangularle, hasta que despierta y se encuentra con la muñeca a los pies de la cama, mientras que Lou mira extrañado unas heridas superficiales en su cuerpo.

Sin embargo, la situación no parece terminar. Supuestamente las estudiantes escuchan ruidos desde su habitación, pero no encuentran a nadie, por lo que deciden contactar con un cura, el cual deja el caso en manos de dos parapsicólogos: Ed y Lorraine Warren. Estos les comentan que no existe la tal Annabelle, sino que dentro de la muñeca mora un espíritu maligno que pretende poseer a Donna tras haberle dado permiso para que entrara en su vida.

Finalmente optan por deshacerse de la muñeca y los Warren regresan a su casa por carreteras secundarias para evitar posibles incidentes a causa del poder manifiesto que provoca que el motor de su coche llegue a detenerse. Desde entonces ha permanecido en una urna de cristal dentro del museo familiar de los Warren, en Connecticut.

Eso hasta el día de hoy, ya que, como te comentaba en el principio de este video, la muñeca desapareció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *