Los lugares embrujados más perturbadores en CDMX donde pocos se atreven a entrar

En los lugares que te presentaré a continuación, suceden cosas que son más que escalofriantes. En México, como en todos los países, existen infinidad de leyendas urbanas, esta vez vamos a ver las más escalofriantes que suceden en CDMX y donde pocos se atreven a entrar.

Plaza Difunto Ahorcado / El Reloj

Narra la historia que el día domingo a las siete de la mañana mientras los presos que se encontraban en la cárcel del condado, oían misa. El detenido, el hombre portugués, se reportó esa mañana ante la enfermería con la finalidad de no asistir al ceremonial. El portugués manifestó estar enfermo.

El caballero portugués se encontraba preso por haberle quitado la vida al alguacil que custodiaba la cárcel de Iztapalapa, y mientras todos estaban en misa, se aprovechó de que estaba solo en la enfermería y sin que nadie lo sospechara, ni tampoco lo vieran, se ahorcó.

Todo aquel que hubiese cometido delito, debería ser ajusticiado en la plaza mayor del pueblo esto en presencia del pueblo. Si ya había perdido la vida, como era su caso, lo colgaban en la horca pues el veredicto final así lo contemplaba.

Como tradición, posteriormente, se paseó el cuerpo sin vida por toda la localidad.

Se da cumplimiento a la orden y el difunto ahorcado portugués fue colgado frente al Palacio Real. Todo esto ajustado a la ejecución de los vivos. Dicen que, al finalizar el ajusticiamiento, sopló un viento muy fuerte que hizo resonar las campanas de la iglesia.

Las capas de los distinguidos caballeros, los vestidos de las damas presentes y también los sombreros, volaron por todo el lugar. Las personas aseguraban que el portugués había pactado con el diablo, y otras más supersticiosas, decían que el portugués era el mismo satanás.

La gente curiosa, se acercaba, los jóvenes le lanzaban piedras, los ministros dieron la orden de llevárselo al poblado de San Lázaro, y el difunto ahorcado, fue lanzado a las aguas sucias, profundas y hediondas del lago.

Piedra encantada / Tlalpan

En el bosque Fuentes Brotantes de Tlalpan existen historias por las que muchas personas por nada pisarían su territorio. Se dice que han ocurrido actividades como exorcismos, se escucha la ya famosa Llorona e incluso se habla de una piedra que “traga” a las personas.

Casa de la Tía Toña / Bosque de Chapultepec

En pleno corazón del famoso bosque capitalino, aseguran que habita el alma de una mujer que ataca sin piedad a todas las personas que se acercan a su propiedad.

El lugar se encuentra en Avenida Constituyentes y fue hogar de la Tía Toña, una mujer sin familia, pero muy adinerada que cobijó a niños de la calle. Tenía buenas intenciones, pero los pequeños la hicieron enloquecer con sus travesuras y terminó por acabar con sus vidas y ocultar los cadáveres en casa.

Hospital Juárez / Gustavo A. Madero. La planchada

Seguramente este lugar lo conoces, es muy popular por la leyenda de la enfermera “La Planchada”, una trágica historia de la que hay varias versiones, pero todos llegan a un final: la aparición de su fantasma por los pasillos. Enfermos aseguran haber visto a Eulalia dándoles ánimos, revisar sus medicamentos y mostrándoles su apoyo. El problema es que lleva un uniforme antiguo -pero perfectamente limpio y liso- y no hay registro de ella en el hospital.

Casa de Uruguay / Centro Histórico

El Centro Histórico de CDMX guarda muchos misterios e historias paranormales, las personas que viven por la zona aseguran haber visto el fantasma de Don Juan Manuel afuera de su casa preguntando la hora, se dice que si alguien responde “son las 11 de la noche” serán los últimos minutos de su vida. Hay una placa afuera de su casa que confirma que esa propiedad le perteneció a un hombre llamado Juan Manuel.

Callejón del Aguacate / Coyoacán

Coyoacán está lleno de leyendas, una de las más famosas es ésta. Se dice que un militar vivía en esa calle y terminó con la vida de un niño; para eliminar la culpa construyó un altar a su nombre. Los vecinos coyoacanenses aseguran haber visto el fantasma del niño y a una virgen llorar a media noche.

Callejón del Aguacate / Coyoacán

Dentro de este recinto se dice que han ocurrido suicidios, homicidios y demás hechos que han provocado vibras densas y ruidos paranormales. Se intentó abrir como centro cultural pero los curiosos solo acudían para desafiar a las almas que se resguardan entre sus paredes.

Callejón del Diablo / Mixcoac

Por esta calle se dice que puedes ver al diablo, muchas personas aseguran que se han topado con este ser, pero no hay registro alguno de presencias sobrenaturales.

Isla de las muñecas / Xochimilco

Se dice que un hombre coleccionaba tétricas muñecas que usaba como protección contra un espíritu que rondaba por los canales de Xochimilco. Los visitantes y locatarios aseguran que han visto a las muñecas moverse y hablar.

Convento de la Concepción / Centro Histórico

María Gil, cuenta la leyenda, era una monja enamorada de un hombre a pesar de sus creencias, éste la abandonó y sufrió tanto que se ahorcó colgándose de un árbol dentro de este lugar. Cuentan algunas personas que han visto su sombra e incluso su cuerpo suspendido en el árbol de durazno.

Palacio de Lecumberri / Venustiano Carranza

Claro, debía sentirse una vibra pesada ya que por sus celdas pasaron muchas personas entre intelectuales, estudiantes del 68, entre otros. Dicen que se escuchan gritos y fuertes lamentos.